Diario Suiza – Mayo 2015: Día 3: Berna

SUIZA- RELATO DE VIAJE: PARTE II/III

DIA 3: SABADO 2 MAYO 2015: LAUSSANE – BERNA – LAUSSANE

El tercer día de nuestra estancia en tierras suizas, decidimos visitar Berna, la capital de Suiza. 

Distante a poco más de una hora en tren Intercity, partimos de Laussane a las 09:20, llegando a Berna a las 10:25.

Estacion Tren, Laussane, Suiza
Estacion Tren, Lausanne, Suiza

El viaje es una delicia que transcurre entre vistas al lago, a los viñedos, a algún castillo o verdes praderas que tienes asociadas automáticamente al país helvético:

Paisaje, Suiza
Paisaje, Suiza
Paisaje, Suiza
Paisaje, Suiza
Paisaje, Suiza
Paisaje, Suiza
Castillo, Suiza
Castillo, Suiza

Al llegar a Berna, llama la atención el pequeño tamaño de esta ciudad, que parece más bien un pueblo grande que la capital de todo un país. Eso sí, una ciudad preciosa, como comprobaréis a continuación.

 

Nada más salir de la estación, que se encuentra muy próxima al centro histórico, destaca la Heiliggeistkirche (Iglesia del Espíritu Santo), iglesia barroca que data de 1729:

Heiliggeistkirche, Berna, Suiza
Heiliggeistkirche, Berna, Suiza

Giramos por Spitalgasse, y nos encontramos con la fuente Pfeiferbrunnen (Fuente del Gaitero):

Spitalgasse, Berna, Suiza
Spitalgasse, Berna, Suiza

Uno de los recuerdos que te quedaran tras visitar las calles de la Berna medieval son las incontables fuentes, cuyas figuras de colores contrastan con las grises fachadas de las casas. Al igual que en otras ciudades como Wroclaw (Polonia) se buscan enanitos o en Bratislava (Eslovaquia) se buscan estatuas, en Berna puedes entretenerte visitando algunas de las fuentes que salpican todo el casco histórico.

Al final de la calle, se encuentra la Torre de la Prisión (Käfigturm) (Marktgasse, 67), construida en el S. XIII, y que hasta 1897 sirvió como cárcel:

Kafigturm, Berna, Suiza
Kafigturm, Berna, Suiza

En lugar de continuar rectos, nos desviamos hasta Bundesplatz (Plaza del Gobierno), llamada así porque aquí se encuentra el Palacio Federal  (Bundesplatz, 3), sede del Parlamento:

Bundesplatz, Berna, Suiza
Bundesplatz, Berna, Suiza

Cerca de ésta, se encuentra otra plaza que merece la pena ver: Theater Platz, donde se ubica el teatro:

Theaterplatz, Berna, Suiza
Theaterplatz, Berna, Suiza

Ahora sí, tomamos la céntrica Marktgasse, la cual va cambiando de nombre y atraviesa todo el centro:

Marktgasse, Berna, Suiza
Marktgasse, Berna, Suiza

Uno de los edificios más famosos de la ciudad es la Torre del Reloj (Zytglogge) (Bim Zytglogge, 1). Se construyó en el S. XII y tiene un reloj astronómico precioso (S. XVI), que te recordará mucho al reloj de Praga:

Zytglogge, Berna, Suiza
Zytglogge, Berna, Suiza

Cada hora en punto, las figuras del reloj se mueven, por lo que verás más acumulación de gente por los alrededores:

Zytglogge, Berna, Suiza
Zytglogge, Berna, Suiza
Zytglogge, Berna, Suiza
Zytglogge, Berna, Suiza

A partir de aquí, la calle toma el nombre de Kramgasse, y llama la atención la acumulación de grandes banderas, entre ellas, la del oso que representa a la ciudad:

Kramgasse, Berna, Suiza
Kramgasse, Berna, Suiza
Kramgasse, Berna, Suiza
Kramgasse, Berna, Suiza

Una de las fuentes más famosas, es la Fuente del Ogro (Kindlifresserbrunnen), que devora a los niños que se portan mal:

Kindlifresserbrunnen, Berna, Suiza
Kindlifresserbrunnen, Berna, Suiza

Otra cosa que nos llamó la atención, es el acceso a las tiendas a través de un pasadizo que se adentra en el suelo:

Tiendas, Berna, Suiza
Tiendas, Berna, Suiza

Estando en Suiza, no te olvides de visitar alguna de las tiendas que venden chocolate:

Tiendas, Berna, Suiza
Tiendas, Berna, Suiza

Siguiendo con el paseo, llegamos a la Fuente de los Zahringer  (Zahringerbrunnen) (Kramgasse), que debe el nombre a una antigua y poderosa familia alemana:

Zahringerbrunnen, Berna, Suiza
Zahringerbrunnen, Berna, Suiza

Un poquito más adelante, nos encontramos con la Fuente de Sanson (Simsonbrunnen) (Kramgasse):

Simsonbrunnen, Berna, Suiza
Simsonbrunnen, Berna, Suiza

Si estás interesado en la ciencia, en esta ciudad vivió Einstein durante un corto periodo de tiempo, desarrollando la Teoría de la Relatividad. Puedes visitar la casa donde vivió: Einstein Haus (Kramgasse, 49):

Einstein Haus, Berna, Suiza
Einstein Haus, Berna, Suiza

Abandonando Kramgasse, y atraídos por su torre de 100 metros, llegamos a la Catedral (Munster) (Munsterplatz, 1). Se empezó a construir en el S.XIII aunque no se terminó hasta el S. XIX. Es de estilo gótico tardío:

Munster, Berna, Suiza
Munster, Berna, Suiza

Su enorme tamaño, la hace destacar más si cabe, en esta ciudad tan pequeña:

Munster, Berna, Suiza
Munster, Berna, Suiza

Os aconsejamos, acercaros hasta el mirador que hay en la Catedral, en la zona del río Aare, con bonitas vistas:

Mirador Catedral, Berna, Suiza
Mirador Catedral, Berna, Suiza
Río Aare, Berna, Suiza
Río Aare, Berna, Suiza

Continuamos el agradable paseo, hasta llegar a la Iglesia San Pedro y San Pablo (Rathausgasse, 2), de culto católico cristiano y muy moderna (S. XIX):

Iglesia San Pedro y San Pablo, Berna, Suiza
Iglesia San Pedro y San Pablo, Berna, Suiza

Las pinturas del techo y las cristaleras son de estilo Art Noveau:

Iglesia San Pedro y San Pablo, Berna, Suiza
Iglesia San Pedro y San Pablo, Berna, Suiza

Al lado de la iglesia, se encuentra el bonito edificio del Ayuntamiento (Rathaus)  (Rathausplatz, 2), construido en el S. XV en estilo gótico tardío:

Rathaus, Berna, Suiza
Rathaus, Berna, Suiza

Curioseamos por algunas de las calles del casco histórico, descubriendo alguna fuente más como la Vennerbrunnen:

Vennerbrunnen, Berna, Suiza
Vennerbrunnen, Berna, Suiza

Volvimos a retomar la calle principal, que de nuevo cambia de nombre, y como no, hay otra famosa fuente, la Fuente de la Justicia (Gerechtigkeitsbrunnen) (Gerechtigkeitsgasse):

Gerechtigkeitsbrunnen, Berna, Suiza
Gerechtigkeitsbrunnen, Berna, Suiza

La calle desemboca en una iglesia con un pináculo muy bonito, la Nydeggkirche (Nydeggasse), ya casi a orillas del Aare:

Nydeggkirche, Berna, Suiza
Nydeggkirche, Berna, Suiza

Tras cruzar el puente, se llega a Baren Park (Parque de los Osos) (Grosser Muristalden, 6). El oso pardo es el icono de la ciudad de Berna y se ha reservado una zona verde junto al río para ellos:

Baren Park, Berna, Suiza
Baren Park, Berna, Suiza
Baren Park, Berna, Suiza
Baren Park, Berna, Suiza

Se supone que habitan una pareja de osos, aunque nosotros no llegamos a verlos. La verdad que es una pena que los tengan en un espacio tan reducido:

Baren Park, Berna, Suiza
Baren Park, Berna, Suiza

Nuestro objetivo, no era éste, sino llegar al Rosengarten (Jardín de las Rosas) (AlterAargauerstalden, 31b). Más que las variedades de rosas, nos atraían especialmente las vistas maravillosas al casco antiguo de la ciudad. La verdad es que quitaban el hipo, y una merecida recompensa, pues hay que subir una pendiente un poco inclinada:

Rosengarten, Berna, Suiza
Rosengarten, Berna, Suiza

Aquí puedes contemplar Berna a tus pies:

Rosengarten, Berna, Suiza
Rosengarten, Berna, Suiza

Para comer, nos habían recomendado el restaurante Altes Tramdepot, uno de los más famosos de la ciudad. Estratégicamente situado al lado del Baren Park. Es el típico sitio aleman, donde tomar cerveza (elaborada artesanalmente por ellos) y comer raciones generosas. El precio era algo caro, pero contenido para ser Suiza (donde suele ser carísimo comer).  

Tras la comida, deambulamos de nuevo más tranquilamente por el centro, y decidimos tomar café en el Restaurante Schewellenmaetelli (Dalmaziquai, 11), ubicado en una plataforma prácticamente situada sobre el mismo río. Es el que se ve en la parte de abajo de esta foto:

Vistas Catedral, Berna, Suiza
Vistas Catedral, Berna, Suiza

Es un gran lugar para tomar algo tranquilamente, con grandes vistas a la Catedral y al río:

Restaurante Schewellenmatelli, Berna, Suiza
Restaurante Schewellenmaetelli, Berna, Suiza

Desde aquí, nos quedaba cerca el Museo de Historia (Helvetiaplatz, 5), el cual alberga también al Museo de Einstein. El edificio nos recordó mucho exteriormente al Castillo Vajdahunyad de Budapest:

Museo de Historia, Berna, Suiza
Museo de Historia, Berna, Suiza

Habiendo visitado lo principal de la ciudad, nos dirigimos de vuelta a la estación, viendo algunos otros edificios por el camino como la Franzosische Kirche (Iglesia Francesa) (Predigergasse, 1):

Franzosische Kirche, Berna, Suiza
Franzosische Kirche, Berna, Suiza

Otro edificio, por el que pasamos fue el Volkshaus, que actualmente alberga un restaurante:

Volkshaus, Berna, Suiza
Volkshaus, Berna, Suiza

También pasamos por la Waisenhaus Platz, con una bonita edificación que captó nuestra atención:

Waisenhaus Platz, Berna, Suiza
Waisenhaus Platz, Berna, Suiza

Para despedirnos ya de paso de las fuentes, vimos la moradita Ryfflibrunnen:

Ryfflibrunnen, Berna, Suiza
Ryfflibrunnen, Berna, Suiza

Una vez en la estación, tomamos el tren de las 16:34 llegando a Laussane a las 17:40. Como veis, queda muy cerquita de esta ciudad. Sin duda, merece la pena dedicar un día a conocer la capital helvética.

Esperemos que os haya gustado el paseo por esta ciudad, y haberos animado a visitarla o servido de ayuda. Os invitamos (y agradecemos) a que nos acompañéis en FacebookTwitter Instagram. También nos podéis dejar cualquier comentario o pregunta, nos encanta ayudar a los demás, igual que muchos otros nos ayudan con sus relatos y experiencias.

(Visited 26 times, 1 visits today)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *